Domingo, 17 Diciembre 2017
RSS

Noticias www.vidasindical.cl

ANEF y ANFUSEM formalizan presentación ante T.C para participar de audiencias públicas y respaldar Aborto en 3 causales
Viernes, 18 de Agosto de 2017

La ANEF y la Asociación de Funcionarios/as del Ministerio y Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (ANFUSEM SERNAMEG) formalizaron una presentación, bajo el patrocinio de la abogada del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales, Lidia Casas; ante el Tribunal Constitucional, para participar de las audiencias públicas, en el marco del debate sobre el Proyecto de Ley que regula la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales.

Esta iniciativa legal, aprobada en el Parlamento tras un largo y tenso proceso legislativo, despenaliza el aborto en las siguientes condiciones: riesgo de vida para la mujer, inviabilidad fetal y violación. Sin embargo, un grupo de parlamentarios de la oposición recurrieron al Tribunal Constitucional (T.C), órgano jurisdiccional repuesto durante la dictadura, para invalidar esta norma. El T.C declaró admisible este requerimiento. Ante ello, representantes de la sociedad civil, agrupaciones de Derechos Humanos y Feministas, y organizaciones sindicales, entre ellas la ANEF y la CUT, han definido participar de las audiencias públicas durante el debate en este Tribunal para defender el derecho de las mujeres a decidir y respaldar el proyecto de ley del aborto en tres causales.

"Despenalizar el aborto y asegurar que las niñas y adolescentes tengan acceso al aborto seguro. Despenalizar, quitar la pena, no quita la posibilidad de que las mujeres no puedan acceder a un aborto seguro, porque las deja en una situación de vulnerabilidad. Lo que tenemos que asegurar es que toda mujer, niña y adolescente de este país puedan acceder a una prestación de salud segura en condiciones de dignidad. Plantear que acá solamente hay que sacar una pena, eso es una falacia, es una mentira, es una hipocresía. Porque en realidad lo que hay, es una no preocupación por las víctimas de violencia sexual, una no preocupación por aquellas mujeres que tienen y viven una experiencia de gestación de un feto que viene con inviabilidad fetal y seguramente con riesgo vital", explicó la abogada Lidia Casas.

Para la Agrupación la legislación de la interrupción del embarazo bajo 3 causas representa un avance en materia de derechos de las mujeres y para nivelar la legislación chilena con respecto de los Convenios Internacionales de Derechos Humanos suscritos por el Estado de Chile.

El presidente de la ANEF, Carlos Insunza, indicó que: "Hoy día estamos ante un intento de una minoría conservadora de utilizar el Tribunal Constitucional como mecanismo de amarre, legado por la dictadura, para frenar este avance. Y a nosotros nos parece que se requiere hoy día es avanzar decididamente con un proyecto de ley que tiene un amplio consenso a nivel de la ciudadanía de respecto de su necesidad, que tiene amplio respaldo por parte de las mujeres y, sobre todo, de organizaciones sindicales de trabajadoras y trabajadores (...) No puede ser que el Tribunal Constitucional sea la caja de resonancia de aquellos grupos conservadores y absolutamente minoritarios de nuestro país que pretenden detener todo avance democrático, todo avance de Derechos Humanos, todo avance civilizatorio en nuestra sociedad. Nuestra sociedad se merece el avanzar en estas materias".

Por su parte, el dirigente nacional de la ANFUSEM SERNAMEG, Joaquín Rubio, dijo que: "Estamos recuperando un derecho que las mujeres tenían en Chile y nosotros esperamos que el Tribunal Constitucional no distorsione la voluntad popular de nuestro país, la voluntad mayoritaria de este país, y finalmente termine respetando lo que el Parlamento decidió".

La ANEF se hará presente, de diferentes formas, durante todo el proceso de debate implementando un plan de acción que dé cuente del compromiso de los trabajadores públicos con tener una legislación adecuada, de avanzar en la recuperación de los derechos de las mujeres, de los derechos sociales, y para dar una señal contundente al Tribunal Constitucional que en democracia la Confederación está a favor de respetar las aspiraciones de las mayorías.